Sinde afirma que no ha pensado en dimitir y el PP dice que ya ‘no sirve para nada’

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha asegurado que el Gobierno trabajará por encontrar "un modelo que satisfaga a todos", tras el rechazo de la ley antidescargas en el Congreso de los Diputados por parte de todos los grupos parlamentarios.

Un rechazo que ha provocado que el PP pida la dimisión de la ministra. A lo que ella se ha limitado a afirmar a la prensa: "No, no he pensado en dimitir". La ministra, visiblemente molesta por la pregunta sobre su dimisión, repreguntó al periodista que le formuló la pregunta si él pensaba en dimitir.

González-Sinde, que hizo estas declaraciones tras inaugurar una exposición en la Biblioteca Nacional, cree que todos los partidos "están de acuerdo en encontrar una fórmula para compatibilizar los derechos de todos en la red", aunque precisó que cada grupo tenía una opción "distinta".

La ministra de Cultura ha reiterado que los creadores son conscientes de que su futuro y su presente depende absolutamente de que haya unas reglas del juego "justas y equitativas" en la red. De lo contrario, ha agregado: "Poco a poco perderemos patrimonio cultural, se dejarán de hacer inversiones y sólo tendremos una cultura 'amateur'".

Para la titular de Cultura, esto supone una "merma" para el país y una "merma internacional". "Nuestro país tiene una lengua, un potencial cultural que está muy por encima del de otros países, y no puede permitirse el lujo de despilfarrar el talento de nuestros creadores y el talento de tantas personas que trabajan en la cadena de valor de la cultura", ha lamentado.

¿Y ahora qué? Pues González-Sinde ha afirmado que el Gobierno "seguirá trabajando" en buscar un modelo que sea "satisfactorio para todos" y seguirá dando respuesta a "esta situación", ya que, según ha señalado, "el compromiso con la defensa de la propiedad intelectual y el compromiso con las industrias culturales y su potencial de desarrollo económico, y su potencial de generación de empleo, pasa inexcusablemente por la red y es una prioridad para el Gobierno".

En este sentido, ha dicho que actualmente están analizando cuáles pueden ser los siguientes pasos para seguir en ese camino de "encontrar esa fórmula que permita a los usuarios la posibilidad de acceder a contenidos legales en la red, a precios asequibles, que no persigan y criminalicen a los usuarios".

El PP pide la dimisión de Sinde

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, se ha mostrado partidario de la dimisión de la ministra de Cultura, aunque ha puntualizado que su renuncia debería haberse producido antes del "fracaso" de la norma.

Pons, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, ha asegurado que ese "fracaso" en el Congreso supone "la constatación" de que la actual ministra de Cultura "no sirve para nada".

Un "fracaso" que no sólo procede de la norma en sí, ha explicado Pons, sino también de la incapacidad del Gobierno y del PSOE en la negociación de un texto que tendría que haber concitado el apoyo de los grupos al favorecer tanto la propiedad intelectual como los derechos esenciales de los internautas.

El dirigente del PP ha insistido en que su partido quiere una ley que proteja la propiedad intelectual, pero que también respete los derechos fundamentales de los internautas.

En cualquier caso, para los 'populares', la frustrada negociación de un precepto incluido en la Ley de Economía Sostenible pone de manifiesto que con la ministra de Cultura "ya llueve sobre mojado", sobre todo porque en ningún momento, desde que se conoció esta disposición de la citada ley, el Gobierno ha sido capaz de poner de acuerdo a los partidos.

El grupo socialista, de hecho, intentó durante toda la jornada del martes reunir el apoyo suficiente para sacar adelante la conocida como 'Ley Sinde', pero ni CiU ni PNV, ni a última hora el PP, se prestaron a ello.

Pons ha confirmado que los socialistas llamaron a los 'populares' para salvar la norma "cuando faltaban tres minutos para la votación" y "no había alternativa", algo que molestó al PP. "No somos el último recurso sino el primer partido de la oposición", ha apostillado.

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, ha asegurado que la ministra es "quien ha intentado por todos los medios una posición equilibrada entre la protección a los creadores y el derecho de los ciudadanos a consumir productos culturales". "Y quien ha buscado eso no es quien debe dimitir", zanjó.

Además, ha sugerido al PP que se plantee la posibilidad de cambiar de vicesecretario de Comunicación, ya que Esteban González Pons, en su opinión, "empozoña la vida política", y para dirigirse a la ciudadanía los populares necesitarían un portavoz "más serio y menos imprudente".

 

Fuente: http://www.elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ nueve = 11