PRÓCERES DE LA DISCORDIA

 

Reflexión de los sábados… de Rupén

Perro que ladra no muerde; aturde…

Digo yo… ¿Qué clase de goce sentiría un franco tirador disparando desde su escondite contra seres humanos? ¿Que estaría practicando tiro al blanco en un polígono…?

 

Lamentablemente, La pequeña República Armenia de Artzaj acaba de sufrir otras dos bajas más, otros dos jóvenes armenios acaban de ser  abatidos por franco tiradores azeríes: idiotas a sueldo, que creen que con ello, ganarían la gloria de la eternidad y disfrutarían de los harenes paradisíacos, en el cielo.

 

No hace mucho, apenas veinte años atrás, regidos por el comunismo, Armenia y Azerbaidyán se consideraban hermanas: “Lo tuyo es mío y lo mío… Lamentablemente esos ideales no progresaron: Se derrumbó la Unión Soviética y la Gran Ideología , también.

 

En aquellos tiempos el Gran Hermano, el Benefactor, Papá Noel Stalin, queriéndose agraciarse con los azeríes, vaya a saber por qué razón… prometió a los azaríes entregarles Artzaj, (Nogorno karabaj, en tártaro). Anteriormente ya les había obsequiado  Najicheván, otra de las provincias armenias. Total, el lema era: “Uno para todos y todos para uno”- según Dartañán.

 

Sucede que Artzaj: “República de Artzaj”, apetecida por Azerbaiyan, se encuentra habitada por armenios desde el inicio de los tiempos y Armenia se opone, sabiendo por experiencia propia, que si aquella pusiera un pie en ella, eliminaría de inmediato a todos sus habitantes al igual que en Nejichevan y los quinientos mil armenios masacrados en Bacu y Sumgait de los que nadie habla.

 

Hoy sus distinguidos representantes de Tartaria y de Otomania turca se presentan en Sudamérica como señores de saco y corbata y manifiestan lo siguiente: “Los armenios de la diáspora son nuestros peores enemigos. Si Armenia no nos devuelven los territorios, nunca le abriremos nuestras fronteras.” 

 

Por lo visto, aquello de la Gran Hermandad , la de “uno para todos y todos para uno”, quedó en remojo.

 

Ante todo; La República de Artzaj (Karabaj) al igual que Nejicheván son territorios milenarios armenios. En el pasado Artzaj fue adjudicada como trofeo de guerra por Turquía a Persia y con el tiempo fue apadrinada por Rusia.

 

A veinte años de su aborto de la Unión Soviética , Azerbaidyán se toma el atrevimiento de lisonjear con favor de los Estados Unidos, olvidándose que fue Rusia quien la parió ochenta años atrás.

 

Nadie ignora que Rusia sigue siendo lo de siempre: un forúnculo en el trasero de los Estados Unidos y es por ello que los Yankys se empecinan con ilusionar a los azeríes en convertirlos en gente a base de un estricto régimen alimenticio cultural de Coca Cola y hamburguesas Mc. Donald. Mientras tanto establezcan su cohetería apuntando hacia Rusia y monopolicen el petróleo y el gas de los azeríes.

 

Azerbaiyán amenaza Armenia con lanzar sobre ella todo su arsenal bélico adquirido recientemente a la anglosajona Doña Hillary, sin tomar en cuenta que si lo intentara, en un contra ataque armenio,  sus pozos de petróleo arderían como antorchas.

 

Cordialmente   

Rupén(raymond)Berberian

raymond_berberian14@yahoo.com.ar         

  Solicite los libros de Rupén en el Centro Arnmenio o al 4 582 8652

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cuatro = 4