Los expertos critican la ayuda de la Unión Europea a Ucrania y resto de países de la Asociación Oriental

La Asociación Oriental es un concepto geográfico, político y económico, creado por un programa de la Unión Europea

La próxima cumbre de la Asociación Oriental en Vilna, la capital de Lituania, analizará el uso de los fondos económicos que la Unión Europea destina a los países que la componen: Bielorrusia, Armenia, Azerbaiyán, Moldavia, Georgia y Ucrania.

Destacados miembros del parlamento Europeo y especialistas internacionales han criticado con dureza “la falta de avances” en las mejoras sociales en los países implicados y critican la falta de “desarrollo democrático” desde que comenzara esta iniciativa en el año 2009.

Los seis países han recibido desde la creación de la Asociación Oriental, en 2009, tres mil millones de euros de la UE con el objetivo de llevar a acabo reformas económicas y políticas para fortalecer sus sistemas democráticos y sociales. También se buscan relaciones comerciales productivas.

La Asociación Oriental es un concepto geográfico, político y económico, creado por un programa de la Unión Europea que busca un acercamiento entre el bloque comunitario y sus vecinos del este de Europa, todos ellos ex-repúblicas soviéticas. En concreto la iniciativa trata de estrechar relaciones con Bielorrusia, Moldavia, Ucrania, Azerbaiyán, Armenia y Georgia.

En el ámbito político se busca un fortalecimiento de la estabilidad en la región, así como un paulatino acercamiento institucional de los estados mencionados con la UE. Algunos de ellos, como Georgia o Ucrania, ya han advertido que su objetivo a medio-largo plazo es la adhesión completa de sus países a la Unión Europea.

A lo largo de las últimas semanas diversos miembros del Parlamento Europeo y destacados analistas internacionales han criticado, no sin dureza, la utilización de estos fondos y los escasos resultados y nulos objetivos conseguidos en los países de destino.

El polaco Jacek Saryusz-Wolski,  miembro del Parlamento Europeo, ha lanzado un ataque fulminante sobre la política de la UE hacia estos antiguos estados soviéticos mientras que Marcus Cornaro, responsable de la Dirección General de Desarrollo y Cooperación de la Unión Europea, admitió que la imagen actual de este proceso es “confusa” al tiempo que añadió que la Unión Europea se ha preparado suficientemente para hacer frente en la Cumbre a las acusaciones sobre la falta de transparencia en el uso de estos fondos y para pedir cuentas a los países de la Asociación Oriental sobre su utilización.

El esloveno Jelko Kacin, miembro del Parlamento Europeo, ha exigido también a la Comisión Europea que “aclare” lo que está realizando “para poner fin” al tráfico de mujeres en Moldavia. Igualmente, una fuente de la Unión Europea afirmó recientemente que “tanto Ucrania como Moldavia” tienen que mejorar de forma determinante sus niveles sobre el estado de los derechos humanos y la aplicación de la ley en sus países. De hecho, “ambos países deberán esperar duras críticas al respecto” en los encuentros internacionales.

Fuente: http://www.denoticias.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − 1 =