LO QUE NOS DICEN LOS SANTOS

JUAN DE BONILLA

Franciscano español del siglo XVI, autor de un espléndido Tratado sobre la paz del alma.

1.   LA PAZ, CAMINO HACIA LA PERFECCIÓN

 

   La experiencia os demostrará que la paz, que inundará vuestra alma con la caridad, el amor a Dios y al prójimo, es el camino recto hacia la vida eterna.

   Cuidad de no dejar  que vuestro corazón se turbe, se entristezca, se conmueva o se mezcle con lo que podría causarle inquietud. Trabajad siempre por mantenerlo tranquilo, pues el Señor dice: <<Bienaventurados los pacíficos>>. Hacedlo y el Señor edificará en vuestra alma la ciudad de la paz y hará de vosotros la Mansión de  delicias. Lo que desea de vuestra parte es únicamente que siempre que os turbéis recuperéis vuestra calma, vuestra paz en vosotros mismos, en vuestras obras, en vuestros pensamientos y en vuestros movimientos sin excepción.

Lo mismo que una ciudad no se construye en un día, no penséis alcanzar en un día esa paz, ese sosiego interior, pues se trata de edificar una morada para Dios y convertiros en su templo. Y el que tiene que construir es el mismo Dios: sin Él, vuestro trabajo sería inexistente.

   Considerad, por otra parte, que este edificio tiene como fundamento a la humildad.

 

2.   TENER EL ALMA LIBRE Y DESPRENDIDA

 

Que vuestra voluntad esté siempre preparada para cualquier eventualidad. Y que vuestro corazón no se esclavice a nada. Cuando experimentéis algún deseo, hacedlo de un modo que no sufráis en caso de fracaso, sino mantened el espíritu tan tranquilo como si no hubieseis anhelado cosa alguna. La verdadera libertad consiste en no apegarse a nada. Desprendidos de este modo, Dios busca vuestra alma para realizar en ella cosas grandiosas.

 

Jacques Philippe

La paz interior

Redacción por www.armspain.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 7 = dos