La Sagrada Familia, el templo inacabado que el Papa consagrará el domingo

Sagrada FamiliaEl templo de la Sagrada Familia, la gran obra del arquitecto catalán Antoni Gaudí, que el papa Benedicto XVI consagrará el domingo, sigue inacabada 128 años después del inicio de su construcción, en la cual se afanan un total de 200 trabajadores en Barcelona. 

La primera piedra del emblemático templo barcelonés se colocó el 19 de marzo de 1882 y los trabajos de construcción podrían durar otros 15 años, con el horizonte del año 2026, centenario de la muerte de Gaudí, como fecha para la finalización de las obras.

La atípica iglesia, cuyo primer arquitecto fue Francisco de Paula del Villar y Lozano, antes de traspasar el proyecto de un templo neogótico a Gaudí, será consagrada el próximo domingo por Benedicto XVI durante su visita de dos días a España, que lo llevará a Santiago de Compostela el sábado y al día siguiente a Barcelona. De esta manera, el templo se convertirá en una basílica en la que se podrán oficiar misas.

El arquitecto catalán, nacido el 25 de junio de 1852 en Reus y emblema del modernismo catalán, dedicó los últimos años de su vida a la construcción de la Sagrada Familia, cuyo nombre oficial es el de 'Templo Expiatorio de la Sagrada Familia'. Gaudí rediseñó los planos iniciales de De Paula con un proyecto más audaz y la construcción pudo comenzar gracias a una importante donación anónima.

"Envejeceré, pero vendrán otros después de mí", decía Gaudí, que murió el 10 de junio de 1926 atropellado por un tranvía y fue enterrado en la cripta del templo.

Esta cripta fue incendiada al inicio de la Guerra Civil española, en julio de 1936, por unos "revolucionarios" y el incendio destruyó o dañó planos, esbozos y fotos, pero las obras siempre han seguido respetando el proyecto de Gaudí, según se asegura en la página web de la Sagrada Familia.

Entre sus particularidades, la iglesia cuenta ya con ocho torres, de las 18 que prevé el proyecto final: 12 para los apóstoles, cuatro para los evangelistas, una para Jesús y otra para la Virgen María, de las cuales la más alta tendrá más de 180 metros de alto.

Actualmente, el templo, que se financia con donaciones privadas y de los ingresos generados por las entradas, es uno de los monumentos españoles que más visitantes atrae: 2,5 millones por año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 5 = once