Grupo de Minsk para arreglo en Alto Karabaj pide reforzar el alto el fuego entre Armenia y Azerbaiyán

Armenia, Azerbayian, Alto Karabaj

Los copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) para el arreglo en Alto Karabaj exhortaron a Armenia y Azerbaiyán a reforzar el régimen de alto el fuego y mejorar la atmósfera de las negociaciones de paz.

Los mediadores del Grupo de Minsk – Igor Popov (Rusia),  Bernard Fassier (Francia), Robert Bradtke (EEUU) y el representante personal del presidente en ejercicio de la OSCE Andrzej Kasprzyk – hicieron estas declaraciones a través de un comunicado difundido después de una visita a Armenia, Azerbaiyán y Alto Karabaj, realizada del 21 al 24 de octubre.

Asimismo, los copresidentes del Grupo de Minsk realizaron varias propuestas para la creación de un ambiente de confianza y el reforzamiento de la seguridad entre las partes enfrentadas.

“Las partes dieron su firme visto bueno para la investigación de incidentes en la línea del frente (la línea de demarcación entre las tropas de Alto Karabaj y Azerbaiyán)”, dice la nota.

Durante la visita, los mediadores sostuvieron encuentros con los presidentes de Armenia y Azerbaiyán, Serzh Sargsyan e Ilham Aliev, respectivamente, y también se reunieron con las altas autoridades de Alto Karabaj.

Además, Popov, Fassier, Bradtke y Kasprzyk se entrevistaron con el máximo jerarca de la Iglesia Armenia, Garegin II, y el jefe de los musulmanes del Cáucaso, Allahshuqyur Pashazade, y prometieron regresar a la zona del conflicto en noviembre para evaluar los progresos alcanzados y coordinar la agenda de las reuniones entre las partes implicadas en el conflicto.

El conflicto de Alto Karabaj, el más antiguo en el actual espacio postsoviético, se remonta a 1988, cuando ese enclave poblado en su mayoría por armenios, proclamó su independencia con miras a escindirse de Azerbaiyán y unirse con Armenia.

Tras un referéndum en 1991 comenzaron operaciones militares de gran escala a consecuencia de las cuales Azerbaiyán perdió el control sobre Alto Karabaj y siete distritos azerbaiyanos adyacentes.

Como resultado del conflicto, unas 15 mil personas murieron y cerca de un millón se vieron obligadas a abandonar sus hogares. El 12 de mayo de 1994 en la capital de Kirguizistán, Bishkek, los gobiernos de Armenia y Azerbaiyán firmaron un alto al fuego que puso fin a las hostilidades.

A partir de 1992, ambos países sostienen negociaciones sobre el arreglo negociado del conflicto en el marco del Grupo de Minsk de la OSCE.

RIA Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres × = 9