Estrés

Todos nos estresamos. Quzá lo notas cuando discutes con la familia, o cuando te enamoras o desenamoras. Tal vez se acentúa cuando los exámenes se acercan o justo antes de la entrega de notas. Quizá lo padezcas incluso cuando estás esperando un autobús o haciendo cola en una tienda.

   El hecho es que el estrés es una parte normal y natural de la vida. Intenta librarte de él totalmente y tu vida será aburrida. Por otro lado, si te estresas demasiado, tanto tu salud como tu felicidad se verán afectadas. Todo el mundo sufre sobrecarga de estrés alguna vez, y la respuesta no está en esconder la cabeza bajo la almohada ni en trabajar más o más deprisa.  La clave está en saber afrontarlo y tratar de cambiar lo que no puedes sobrellevar.

   Es más fácil decirlo que hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 − cinco =