EL REY DE BABILONIA y el SABIO ANCIANO (Cuento medieval armenio)

Un día el rey de Babilonia con su ejército de numerosos soldados, al volver a su capital, vio a la entrada un anciano que plantaba una palmera, con quien habló así el monarca:

-Oh anciano. ¿Por qué trabajas y te cansas para plantar palmeras; no sabes que ese árbol solamente después de cuarenta años da frutos. Mientras tu no has de vivir tanto?

El anciano le contesta:

-Oh mi buen Rey, yo he comido y disfrutado del árbol que plantó otra persona. Ahora yo planté para que después de mi aprovechen otros.

El rey ordena entregar mil monedas de oro por esa sabia respuesta, diciendo que el anciano era un hombre bueno y útil para el reino. Cuando el viejo recibió tanto dinero comenzó a orar y dar gracias a Dios. El rey le preguntó porque agradecía a Dios. A lo que él contestó:

-Oh mi bondadoso Rey, la palmera solamente después de  cuarenta años da frutos, sin embargo mi árbol, en un día dio abundante fruta.

El rey ordena:

Dadle otra vez mil monedas  de oro.

Después de recibir esa suma el anciano volvió a agradecer a Dios.

El rey, extrañado le preguntó:

-¿Por qué de nuevo agradeciste a Dios?

A lo que el anciano contestó.

-Oh mi generoso Rey, el árbol que planta una persona da sus frutos una vez al año; mientras que mi árbol hoy dio frutos dos veces.

Al rey le agradó mucho ese sabio anciano y lo nombro intendente de su palacio para que asesorara y aconsejara a los príncipes.

 

 

ARMENIA a través de sus leyendas

fábulas y cuentos

BREVE HISTORIA DE LA LITERATURA ARMENIA

Selección y traducción por Jorge Sarafian

 

Redacción por Andranik Terteryan

1 comment for “EL REY DE BABILONIA y el SABIO ANCIANO (Cuento medieval armenio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 9 = trece