El Genocidio de Sumgait

El pogromo de Sumgait (también conocido como la Masacre de Sumgait o Eventos de febrero) fue un pogromo azerí dirigido contra el pueblo armenio de la ciudad costera de Sumgait (en idioma azerí: Sumqayıt) en la República Socialista Soviética de Azerbaiyán durante el mes de febrero de 1988.
El 27 de febrero de 1988, grandes bandas formadas por personas de etnia azerí formaron en grupos para a atacar a los armenios tanto en las calles como en sus apartamentos. Se sucedieron los saqueos generalizados. La falta general de interés de los agentes de policía permitió a empeorar la situación.
Los actos violentos de Sumgait no tenían precedentes en la Unión Soviética y atrajeron una gran atención de los medios de comunicación de Occidente.
La masacre se produjo en vista de que el movimiento independentista de la República del Alto Karabaj está ganando fuerza en la vecina República Socialista Soviética de Armenia.

Fin y resultado

El 28 de febrero, un pequeño contingente de relativamente inermes tropas soviéticas entraron en la ciudad y trataron de sofocar sin éxito los disturbios. La situación finalmente se solucionó cuando entraron en la ciudad unidades militares profesionales, acompañadas de tanques y otros vehículos blindados un día más tarde.
Las fuerzas enviadas por el gobierno impusieron el estado de ley marcial en Sumgait, estableciendo un toque de queda que condujo a la crisis a su fin.

El número oficial de muertos según la Procuraduría General y los recuentos sobre la base de listas nominativas de las víctimas fue de 32 personas (26 armenios y 6 azeríes ). Sin embargo muchos insisten en que fueron como mínimo 200, no 30, las personas que murieron, ya que las autoridades azeríes dejaron a su propia suerte la vida de los armenios y oculta las verdaderas cifras de víctimas.

El evento fue observado con asombro en Armenia y el resto de la Unión Soviética, ya que los llamados feudos étnicos eran oficialmente inexistentes gracias a las políticas como el internacionalismo y el patriotismo soviético se había promovido en las repúblicas a fin de evitar esos conflictos.

La masacre, junto con el conflicto de Nagorno-Karabaj, supusieron un importante problema para las reformas que está llevando a cabo por el entonces Secretario General de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov.
Gorbachov fue criticado por lo que se percibió como una reacción lenta a la crisis y debido a las numerosas teorías de la conspiración que surgieron después de los hechos.

Los 18.000 habitantes armenios del área, abandonaron la ciudad en las semanas siguientes hacia Bakú, Armenia, Rusia y EEUU. Muchos refugiados reasentados en el norte de Armenia fueron víctimas del terremoto en diciembre de 1988

Los armenios que sobrevivieron el pogromo perpretado por bandas azeríes huyeron a Armenia donde fueron acogidos en monasterios y dependencias del estado. Recibieron ayuda de la población local y de la diáspora armenia. Finalmente la mayoría terminó marchándose a Rusia por la situación económica pero  nunca olvidan su pueblo, Sumgait, el cual causaba un malestar muy grande a los azeríes, pues era una concentración muy elevada de armenios a muy pocos kilómetros de la capital, Bakú.

El Pogromo de Sumgait está considerado por los armenios como la continuación del Genocidio de 1915 en manos de los turcos de Turquía. Esta vez el genocidio se llevó a cabo por los azeríes, un pueblo turco de misma religión e ideología pero con un idioma túrquico diferente pero cercano al hablado por los turcos.

Los armenios tanto de Armenia como la diaspora han organizado marchas en comemoración y condenación de los hechos acontecidos a los armenios que vivían en Azerbaiyán. Inocentes que perdieron la vida por el odio turco hacia los armenios.

Por Andy Hernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 1 = seis