Durante algunas semanas la Tierra será iluminada por dos soles

Según la opinión  de astrónomos georgianos y del profesor de física de la Universidad de Southern Queensland, Brad Carter, predicen en un futuro próximo (un tiempo muy cercano) la explosión de una de las mayores estrellas del universo – En estos momentos es una gigante roja, estado en el que podría permanecer durante muchos miles de años más. Se trata de la estrella gigante Betelgeuse, situada en la constelación del Orion y por un corto período, según las observaciones de los científicos, los habitantes de la Tierra podrán observar en el firmamento «el efecto de dos soles».

Según los pronósticos, Betelgeuse que se encuentra a unos 640 años de luz de la Tierra, puede llegar a estallar en cualquier momento, es alta y muy probable la posibilidad que esto efectivamente llegará a suceder en 2011º en 2012. Sin embargo, esta opinión está dividida entre los astrónomos georgianos.

El flujo de la radiación electromagnética y de la fuerza lumínica de la explosión de la estrella será tan fuerte que los terrestres podrán observar en el cielo el nacimiento de un segundo sol.




Semejante evento poco común en el Universo se prolongará por espacio unas seis semanas, significando que tendremos más de un mes y medio «de  noches blancas» en ciertas partes de nuestro planeta. “Las personas que estén situadas en el otro hemisferio de nuestro mundo, gozarán de dos o tres horas adicionales de luz de día y un espectáculo único y admirable en el cielo nocturno”. Aunque este brillo será por pocas semanas.

El primer indicio que el equipo de Carter ha detectado ha sido una significativa disminución en la masa de la estrella, lo que podría indicar que se está contrayendo, paso previo a la gran explosión de la etapa de supernova. Pero, para nada queda claro si el evento será muy próximo en el tiempo y si la radiación expulsada por la supernova podría tener alguna consecuencia sobre la biosfera terrestre.

 

“Las Noticias” . Georgia". «El segundo sol» es la estrella Betelgeuse de la constelación del Orion, ésta se encuentra a una distancia calculada de 640 años luz o sea que se encuentra a una distancia prácticamente inconmensurable. Además, declaran los científicos que no existe amenaza perceptible para nuestro planeta.

Según el profesor del instituto Tecnológico en Nueva Jersey Filip Guda, la afirmación que la estrella estallará convirtiéndose en una Nova, en 2011 o 2012 por ahora representa solamente una hipótesis que está en estudio.

La última confirmación de una observación de la explosión de una Supernova en el Universo y que fue vista en la Tierra, está fechada en el año 1.054.

 

 

Colaboración de Martín Basmajian y Andranik Terteryan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× siete = 42