ANTES DE DORMIR

Ángel alerta, nuestro defensor poderoso. Tú que nos atendiste durante el día, al anochecer eres nuestra nítida luz. ¡Oh, sol sin poniente!, esta noche danos un dulce sueño y sin tentación, concédenoslo para la gloria de Dios y preserva las almas y de los cuerpos de los padres. Amén

Libro de Oraciones, Buenos Aires, Argentina 2003

Autor Rev. Padre Sukias Terteryan (nombre de pila Andranik)

Ex pastor de San Gregorio El Iluminador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco × 5 =