Ambicioso proyecto ferroviario que uniría a Armenia con Irán

Ereván interesa a inversores chinos
 ferro
Ereván (Diario Armenia – Asbarez).- Un grupo de inversores chinos estaría dispuesto a financiar un ambicioso proyecto de tres mil millones de dólares en la construcción de un ferrocarril que conecte a Armenia con su vecina Irán, que podría ser puesto en marcha en 2016. El emprendimiento de 470 kilómetros de extensión se viene planificando entre Ereván y Teherán desde fines de la década del 90. El proyecto original fue aprobado formalmente por los gobiernos de Armenia e Irán en 2009, pero aun permanece paralizado, principalmente a causa de la ausencia de créditos que permitan financiar el tramo armenio del estratégico ferrocarril.
Rasia FZE, una compañía de inversiones poco conocida con sede en Dubai, obtuvo en 2012 la concesión por una extensión de cincuenta años, con el compromiso de construir y admisnistrar la sección armenia de 305 kilómetros que se denominó Ferrocarril del Sur (SAR) Rasia contrató a su vez a la Compañía de Construcciones y Comunicaciones de China (CCCC) para llevar a cabo un estudio de factibilidad y recomendar una ruta rentable para la nueva línea férrea.
El martes 18 de febrero, Joseph Borkowski, titular de Rasia FZE, presentó al primer ministro Tigrán Sarkissian los resultados finales del estudio. De acuerdo al mismo, el costo total de la construcción del ferrocarril ascendería a 3.200 millones de dólares, suma equivalente a la totalidad del presupuesto estatal anual de Armenia.
El organigrama prevé el comienzo de las tareas en 2016 con una duración de seis años. Durante el encuentro, Sarkissian subrayó la necesidad de establecer una “hoja de ruta” para la implementación del proyecto. El primer ministro y Borkowski ya habían debatido el tema en el marco de un foro económico internacional que se desarrolló en la ciudad china de Dalian.
Un comunicado dado a conocer posteriormente por Rasia dice que la compañía china controlada por el gobierno de aquel país cree en la “viabilidad económica y la fuerte importancia regional del nuevo ferrocarril”.
“Como un importante eslabón del corredor Norte-Sur internacional, el ferrocarril creará la ruta de transporte más corta desde los puertos del Mar Negro a los del Golfo Pérsico”, agrega la nota.
Agrega que “las previsiones más conservadoras indican que podrían transportarse más de 18.000 toneladas al año entre Europa y el extremo sur del nuevo tren”. Las vías correrían a través de la montañosa provincia de Syunik, fronteriza con Irán.
Las características del recorrido generarían un elevado costo de construcción lo que ha provocado dudas sobre su viabilidad. “El ferrocarril tendrá 84 puentes que atravesarán unos 19,6 kilómetros y 60 túneles que abarcarán a otros 102,3 kilómetros, lo que comprende el cuarenta por ciento de la longitud total del proyecto”.
La información agrega que diversos bancos chinos han expresado su interés en financiar el 60% del proyecto, sin agregar otros detalles. En el pasado, funcionarios armenios habían mencionado la posibilidad de que Rusia intervendría en el emprendimiento. El gobierno ruso y la Compañía Nacional de Ferrocarriles RZHD, no descartaron esa posibilidad.
El tema iba a ser incluido en la agenda del encuentro de septiembre entre Sarkissian y Putin en Moscú. Pero el inesperado anuncio armenio de adhesión a la Unión Aduanera parece haber acaparado la atención de ambos gobiernos en detrimento del ambicioso proyecto ferroviario.
El compromiso formal de la compañía de capitales rusos con Armenia está hasta el momento centrado en el enlace ferroviario con Irán, plan que está fuertemente apoyado por Teherán.
El embajador del vecino país en Armenia, Mohammad Reisi, manifestó a principios de febrero que el proyecto avanzará en su concreción en la próxima reunión de la comisión intergubernamental conjunta sobre la cooperación económica armenio-iraní.

Fuente: http://www.diarioarmenia.org.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 + = quince